Prohibido olvidar

foto-de-tarcoComo si  creyeran ser los salvadores de la debacle que ellos mismos contribuyeron a propiciar, los hermanos Héctor Fernando y Jorge Enrique Ramírez Vásquez se disponen nuevamente a intentar recobrar el liderazgo y la representación de los ciudadanos de Soacha en la alcaldía y la cámara de representantes, respectivamente.

Luego de varios fracasos en ese intento durante los últimos años  por recuperar el poder y  arreglar lo que no pudieron hacer durante dos décadas,  la dinastía Ramírez Vásquez, verdaderos animales políticos, han venido formalizado acuerdos para obtener el aval de los cuestionados partidos de la unidad nacional.

Durante la hegemonía “ramirista” que se prolongó durante 20 años, el municipio creció desmesurada y aceleradamente en términos demográficos y muy  lentamente en términos de infraestructura  y sobre todo, sin bienestar para sus habitantes.

En su larga  permanencia en el control del poder (4 administraciones), y otras tantas  tras bambalinas, (Arango, Bello, Chía y Cabra), diversos episodios de presunta corrupción ensombrecieron su pobre gestión, en la que los chivos expiatorios fueron dos de esos alcaldes y un funcionario de una de esas administraciones, las obras se caracterizaron por su intrascendencia y bajo impacto frente a las verdaderas  dimensiones de los problemas estructurales que el municipio necesitaba resolver de una vez por todas.

Los ciudadanos no deben olvidar que durante esas dos décadas de “ramirismo” puro, el municipio vio desaparecer paulatinamente su Industria, mientras el desempleo y la pobreza crecían, la informalidad se tomaba otras esferas de la actividad económica como el comercio, y  la producción agrícola cedía espacios  a nuevos desarrollos urbanos informales, sin infraestructura de servicios (Compartir, Ciudad Latina), y sin bienestar alguno para sus habitantes.

La dinastía ex gobernante cuyos orígenes hunden sus raíces en los partidos Cambio Radical y Liberal, no han estado en el pasado ya lejano al margen de serios y graves cuestionamientos, investigaciones y sanciones durante su dilatada trayectoria política por los organismos de control, como consecuencia de controvertidos actos administrativos que tuvieron lugar en sus mandatos o en los de los alcaldes bajo su control.

Sus administraciones y las que fueron respaldadas por ellos, han estado en el ojo del huracán, como ocurrió por ejemplo con la destitución de que fue objeto Héctor Fernando por la Procuraduría General de la Nación durante su primer período  (1988-1990), luego de que fuera designado alcalde por el gobernador de Cundinamarca Álvaro Cruz Vargas,  actualmente preso por corrupción.

En efecto, meses después de ser designado alcalde de Soacha, autorizó la entrega de recursos públicos por varios millones de pesos con carácter de auxilios a cuatro fondos educativos, que no existían  en ese momento, como tampoco pudo justificar el  aumento de su patrimonio de manera exorbitante.

Héctor Fernando recientemente volvió a ser protagonista de un hecho que ocurrió durante su primer gobierno: El asesinato de Galán. En declaraciones al canal Caracol Héctor Fernando declaró en esa oportunidad que la famosa tarima desde la cual el candidato se dirigía a la multitud congregada en el parque “fue construida sin que él se diera cuenta (a sus espaldas), y que la instalación tampoco dependió de su administración”.

Como si eso fuera poco, y el paso del tiempo la principal razón para olvidar, los hermanos Ramírez Vásquez están convencidos que paralelo al derecho, los delitos prescriben por la ineficiencia y corrupción de la justicia, y que lo mismo ocurre con la memoria de los ciudadanos de bien,  pero no es así, es prohibido olvidar.

Sin embargo, mucho menos se debe borrar de la memoria que la celestial  administración del cura Jesús Ochoa y los mesiánicos gobiernos  de  Martínez Tarquino, Nemocón y Eleazar Gónzalez resultaron siendo un verdadero fiasco que frustró no solo las expectativas de sus propios electores, sino las lejanas y silenciosas esperanzas de los ciudadanos que depositaron toda su confianza en cada una de ellas.

ahtarquinog@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s