María Andrea Nieto Romero: El SENA era su destino

Sena.jpg

A la directora general del Sena, María Andrea Nieto Romero, esta institución la estuvo rondando desde muy joven. Inicialmente se vinculó al Servicio Nacional de Aprendizaje para realizar un trabajo en la dirección de Empleo y luego regresó para escribir una serie de artículos periodísticos para un especial de El Nuevo Siglo. María Andrea es economista e historiadora de la Universidad de Los Andes , especialista en Gestión de Entidades Territoriales de la Universidad Externado de Colombia, trabajó en el Ministerio de Comercio Exterior, fue edil en la localidad de Usaquén de Bogotá, catedrática universitaria, columnista de El Nuevo Siglo y directora de Empleo, Trabajo y Emprendimiento del Sena. Se define como una emprendedora por vocación y considera que su mayor emprendimiento es su hijo David, quien este domingo cumple 9 años.

¿Cómo fue su primer contacto con el Sena?
El Sena ha estado rondándome desde muy joven. Cuando tenía 26 años yo trabajé en la dirección general de empleo del Sena donde tuve un contrato de tres meses, en ese momento estaba también trabajando en el Ministeiro de Desarrollo Económico, con el ministro Eduardo Pizano y me salió la oportunidad de ir a esa dirección. En esa primera oportunidad entré a apoyar procesos de formación, que eran muy distintos a como se hacen hoy. Básicamente se consolidaban las hojas de vida de los instructores y se revisaban las regionales. En esa época la única regional que yo visité fue la de Caldas, en Manizales.
 ¿Después regresó en calidad de periodista?
Durante 10 años estuve vinculada como columnista en El Nuevo Siglo, donde escribía sobre historia y mucho feminismo. Mi especialidad en historia era, precisamente, la historia de las mujeres, había mucho de neofeminismo y de análisis politico. En esa oportunidad El Nuevo Siglo estaba cumpliendo años y se estaba preparando una separata especial sobre este tema. En ese momento estaba en la dirección del Sena Darío Montoya. El director del periódico, Juan Gabriel Uribe, me pidió que me encargara de la elaboración de la separata con el tema del Sena y yo terminé yendo nuevamente a la dirección general del Sena a hacerle una entrevista al doctor Darío Montoya, en donde mucho tiempo después iba a quedar mi oficina como Directora General del Sena. En esa oportunidad conocí varios centros de formación.
 ¿Cómo fue su nombramiento en la Dirección de Empleo?
En el 2014 el Presidente Juan Manuel Santos me dice que me quedara en el Sena como Directora de Empleo, Trabajo y Emprendimiento y me dio la instucción de tranformar el Fondo Emprender. El emprendimiento  me camina en la venas. Precisamente mi último emprendimiento fue de confecciones, Yo tuve una empresa de exportación de ropa de golf para niños diseñada en Medellín, confeccionada en Bogotá y exportada hacia la China. Yo no tenía fábrica, entonces lo que hacía era comprar el paquete. Así que conozco muy bien el sector de las confecciones y el emprendimiento.
¿Cuándo estaba en la Universidad se imaginó ser directora general del Sena?
En concreto nunca me imaginé, jamás, jamás ser directora general del Sena.
Usted estudió Economía e Historia. ¿Pero nunca ha ejercido como historiadora?
Como historiadora, no. Pero la historia para mí es todo. Yo en realidad quería estudiar historia antes que economía, pero mi papá me dijo: ¿cómo así? Estudia algo que te de plata, porque historia es como un hobbie. Yo le dije a mi papá: bueno, entonces estudio economía, aunque yo no sabía que era economía, porque uno a los 17 o 18 años no sabe exactamente que es eso. Pero estando en séptimo semestre y cuando yo también era edil de la localidad de Usaquén, dado que fui elegida cuando tenía 22 años, estudiaba y trabajaba, pero al tiempo empecé a tomar las materias de historia.
¿Y cómo le dió al noticia a su papá?
Le dije a mi papá: bueno, tú me dijiste que cuando estuviera lo suficientemente avanzada en economía podía estudiar mi hobibie, pues como te parece que ya empecé y quiero terminarlo. Y con sorpresa me dijo mi papá: ¿es que eso era en serio?. Y le dije, es en serio yo quiero estudiar historia. Yo todo el tiempo estoy tratando de compender el contexto, una cifra tiene contexto, por ejemplo la estación del tren en Pereira tiene un gran significado para mí. Obviamente cuando ví el raspado de la pared, eso es un deleite absoluto. La historia me ayudó mucho para afinar la pluma y para escribir.
¿Sus columnas fueron reunidas en algún libro?
Las columnas no terminaron en un libro, están en El Nuevo Siglo, pero tengo que recogerlas. Ya veremos, obviamente para un historiador un libro siempre es un sueño. Pero ya veremos, no sé que pase.
De usted dicen que es una emprendedora por vocación. ¿Eso qué significa?
También tuve hace muchos años una empresa de consultoría que no funcionó. Esa vocación de emprendimiento está más en términos enfocados hacia negocios, es como en todo en la vida. Pero yo creo que mi emprendimiento más bonito se llama David, quien este domingo cumple nueve años. Y asumí la maternidad como un emprendimiento en donde hay que sacar muchas habilidades para que el producto final sea bonito y en este caso que sea feliz, que esté contento y juguetón. Y con esos crespos se la pasa, basicamente, así.
¿Con todo el agite que implica su cargo, sí le queda tiempo de ejercer como madre?
Sí, lo que pasa es que la maternidad tiene varias etapas importantes. La más trascendental es entre el uno y los cuatro años que es cuando ese ser está recibiendo todo y ese cerebro se está expandiendo y haciendo una cantidad de conexiones neurológicas maravillosas. Hoy en día David se va a las 6:00 de la mañana para el colegio, yo me levanto 20 minutos antes de levantarlo a él, para hacer todo un ritual de despertar bonito. Él se levanta muerto de la risa, jugamos, meditamos, hacemos una reflexión, entregamos el día. Todo esto ocurre entre las 5:00 y las 5:20 de la mañana. Ya él vuelve a las 5:00 de la tarde del colegio, después de haber jugado fútbol, karate, clase de robótica, llega muerto del cansancio. Yo trato de llegar hacia las 6:30 de la tarde y acostarlo. Y los fines de semana son absolutamente sagrados. Cuando me puedo volar, voy, agarro esos crespos y los lleno de besos.
¿Como directora del Sena, qué piensa de lo que será el trabajo en el futuro que le tocará a su hijo?
Hoy en día la forma de emplearse cambió. Si antes, hace 30 años, la persona tenía un trabajo y duraba toda la vida en la misma empresa, el mundo ha cambiado y con ella la velocidad laboral. Han aparecido nuevas formas de trabajo, hoy en día hay personas que tienen tres o cuatro trabajos al tiempo y veremos que pasa en 20 años.
¿Usted misma cómo ha vivido esa transformación?
Yo aprendí a escribir en máquina manual. Hace 29 años, yo llevaba la máquina al Gimnasio Femenino los martes y los jueves para tomar las clases de mecanografía, entre las 9 y las 10 de la mañana. Yo estudié mecanografía y escribo con todos los dedos. Pero lo que nunca me imaginé, después de espichar esas teclas, era que al final la mecanografía no me iba a servir para mucho porque terminé escribiendo en el celular con dos dedos, que además eran los que menos usaba en mecanografía. Evidentemente los trabajos están cambiando, se están creando nuevos trabajos y nuevas plazas y lo que va a pasar en 25 años es que la gente que se está formando en primaria va a salir a trabajar en puestos que hoy ni siquiera existen. Y les están preparando para cosas que no sabemos qué utilidad van a tener.
Cortesía: @eldiariopereira
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s