Amor de Guantanamera y Noches de Moscú: regalo de Omara

cuba-russia-600x350Por Odalys Buscarón Ochoa

Moscú, 1 jul (PL) El concierto en Rusia de la diva de la canción popular de Cuba, Omara Portuondo, devino hoy fusión de amor de la Guantanamera y Noches de Moscú, los vasos comunicantes de una interconexión cultural entre dos pueblos cercanos y lejanos.

Las voces de Omara y de la artista Armine Sarkisyan sorprendieron al público, en su mayoría ruso, en la Casa Internacional de la Música, en la interpretación de la pieza popularizada por el músico José Fernández (Joseito), basada en la letra de los Versos Sencillos del poeta nacional cubano, José Martí.

Con destreza en la combinación contagiosa de ritmo y baile, y el singular virtuosismo en el dominio de géneros, la diva cubana cautivó a los invitados al canturrear junto a Sarkisyan las Noches de Moscú, en ruso, acompañadas las dos por una banda de exquisita factura de la mano del pianista y jazzista Daniil Kramer.

Tres palabras, Dos Gardenias, Tal vez y Bésame bastaron para provocar repetidas ovaciones y prolongados aplausos en la sala Teatralnaya por un público poco acostumbrado al timbre sonero y a la guaracha, pero también al feeling, en la voz de una de las grandes exponentes de ese género.

Otro instante de éxtasis y apoteosis en el concierto resultó la interpretación de Alfonsina y el mar por Armine (Rusia) en tiempo de bolero, con acompañamiento en el piano del virtuoso músico cubano Rolando Luna.

La vocalista nacida en Armenia y graduada del Conservatorio P.Tchaikovski de Moscú debutó en Cuba en el festival Boleros de Oro en 2012, con un premio especial, y en la edición anual de Cuba Disco-2015 dedicado a Rusia como país invitado.

Compartió la artista nuevamente el escenario en dueto con el pianista y jazzista ruso Daniil Kramer, quien recorrió con el fortepiano géneros diversos sin olvidar la romanza y el repertorio clásico ruso.

Entre otros invitados estuvieron el trompetista Vadim Eilenkrig y el guitarrista Roman Miroshnichenko, cada uno un espectáculo musical.

La fusión de artistas cubanos y rusos fue fruto del proyecto Cuba-Rusia. Bolero, Romanza y Jazz, una idea original de la intérprete Armine, que acogió con entusiasmo Kremer como devoto de la música cubana, confesó a Prensa Latina durante un breve intervalo. Dijo el artista sentirse feliz y pleno con la presencia de una estrella legendaria, Omara.

Al expresar agradecimiento a los presentes en la sala de la Casa de la Música de Moscú el embajador de Cuba en Rusia, Emilio Lozada, resaltó la “fusión en ese proyecto del bolero, la romanza y el jazz como un reflejo de la complementariedad y comprensión mutua entre los dos países”.

Subrayó Lozada que junto al excelente nivel de las relaciones políticas, económicas y comerciales bilaterales, los nexos culturales y humanitarios adoptaron también una especial dimensión.

Una historia de amor entre dos países, auténticos y únicos, Rusia y Cuba, al decir de Armine Sarkisyan, fue el vaso comunicante que irradió a este gran concierto de la diva de Buena Vista Social Club de cumpleaños (85), y 70 años consagrados a la música. La gran Omara abandonará a Moscú como lo hizo otras veces (2009 y 2012) con el sabor del regreso.

to/oda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s